Delegado de Protección de Datos DPO

La Normativa Europea de Protección de Datos RGPD, establece una nueva e importante figura.

Seremos su Delegado de Protección de Datos (DPO – DPD) en Valencia, con Certificación Oficial, nuestra experiencia y trayectoria profesional le facilitará cumplir con esta obligación.

Nuestro Departamento Jurídico cuenta con profesionales certificados y distinguidos con galardones, premios y reconocimientos en materia de protección de datos.

No lo dude, somos los profesionales que necesita.

Contáctenos en el 96 131 88 04 , en info.valencia@audidat.com o le contactamos nosotros:

Email


He leído y Acepto mediante marcación de esta casilla esta Política de Privacidad.

Por qué es necesario un Delegado de Protección de Datos DPO

Como resultado de la implementación, eficiencia y cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se ha creado la figura jurídica del Delegado de Protección de Datos (DPD o DPO) y nosotros ofrecemos el servicio para contratar DPD en Valencia, que de acuerdo al numeral noventa y siete del mencionado Reglamento encuentra su naturaleza jurídica en lo siguiente:

“Si el tratamiento de datos personales es realizado en el sector privado, se deberá designar un responsable cuyas actividades principales consisten en operaciones de tratamiento a gran escala que requieren un seguimiento habitual y sistemático de los interesados, o si las actividades principales del responsable o del encargado consisten en el tratamiento a gran escala de categorías especiales de datos personales y de datos relativos a condenas e infracciones penales o bien de autoridades y organismos públicos.

En el sector privado, las actividades principales de un responsable están relacionadas con sus actividades primarias y no están relacionadas con el tratamiento de datos personales como actividades auxiliares.

 El nivel de conocimientos especializados necesario se debe determinar, en particular, en función de las operaciones de tratamiento de datos que se lleven a cabo y de la protección exigida para los datos personales tratados por el responsable o el encargado. Tales delegados de protección de datos, sean o no empleados del responsable del tratamiento, deben estar en condiciones de desempeñar sus funciones y cometidos de manera independiente”.

Por lo anterior podemos conceptualizar al Delegado de Protección de Datos, como la figura jurídica independiente, designado como el responsable, profesional en la materia, cuya principal actividad es la verificación primaria de las operaciones de tratamiento de la información a gran escala que requieren un seguimiento habitual o de aquellas derivadas de las actividades principales de una entidad o empresa respecto a la protección de datos personales en posesión de particulares; en aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

¿QUÉ ES UN DELEGADO DE PROTECCIÓN DE DATOS?

De acuerdo a la sección IV, en el Artículo 37 del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se establece un apartado especial que da origen a la creación del Delegado de Protección de Datos (DPD), en donde se estipula que el delegado será designado por el responsable y encargado siempre y cuando se encuentre bajo los siguientes supuestos:

  1. El tratamiento lo lleve a cabo una autoridad u organismo público, excepto los tribunales que actúen en ejercicio de su función judicial;
  2. Las actividades principales del responsable o del encargado consistan en operaciones de tratamiento que, en razón de su naturaleza, alcance y/o fines, requieran una observación habitual y sistemática de interesados a gran escala, o
  3. Las actividades principales del responsable o del encargado consistan en el tratamiento a gran escala de categorías especiales de datos personales.

Cuando se tratase de un grupo empresarial, podrá nombrarse un único Delegado de protección de datos que sea de fácil acceso.

Respecto a la designación del DPD, está se celebrará atendiendo a sus cualidades profesionales y, en particular, a sus conocimientos especializados del Derecho y la práctica en materia de protección de datos y a su capacidad para desempeñar las funciones correspondientes a su cargo, aunque no debe tener una titulación específica, en la medida en que entre las funciones del DPD se incluya el asesoramiento al responsable o encargado en todo lo relativo a la normativa sobre protección de datos, los conocimientos jurídicos en la materia son sin duda necesarios, pero también es necesario contar con conocimientos ajenos a lo estrictamente jurídico, como por ejemplo en materia de tecnología aplicada al tratamiento de datos o en relación con el ámbito de actividad de la organización en la que el DPD desempeña sus funciones.

En consecuencia y por lo anteriormente mencionado, el delegado de protección de datos podrá formar parte de la plantilla del responsable o del encargado del tratamiento o desempeñar sus funciones en el marco de un contrato de servicios, asimismo deberán publicar los datos de contacto del delegado de protección de datos y comunicarlo a la autoridad de control.

La posición del DPD en las organizaciones tiene que cumplir los requisitos establecidos, entre los que se encuentran:

  • Total autonomía en el ejercicio de sus funciones;
  • Necesidad de que se relacione con el nivel superior de la dirección; y
  • Obligación de que el responsable o el encargado faciliten al DPD todos los recursos necesarios para desarrollar su actividad.

FUNCIONES DEL DELEGADO DE PROTECCIÓN DE DATOS

El DPD o delegado de protección de datos tendrá como mínimo las siguientes funciones:

  1. a) Informar y asesorar al responsable o al encargado del tratamiento y a los empleados que se ocupen del tratamiento de las obligaciones que les incumben en virtud del presente Reglamento y de otras disposiciones de protección de datos de la Unión o de los Estados miembros;
  2. b) Supervisar el cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento y de otras disposiciones de protección de datos de la Unión o de los Estados miembros y de las políticas del responsable o del encargado del tratamiento en materia de protección de datos personales, incluida la asignación de responsabilidades, la concienciación y formación del personal que participa en las operaciones de tratamiento, y las auditorías correspondientes;
  3. c) Ofrecer el asesoramiento que se le solicite acerca de la evaluación de impacto relativa a la protección de datos y supervisar su aplicación;
  4. d) Cooperar con la autoridad de control;
  5. e) Actuar como punto de contacto de la autoridad de control para cuestiones relativas al tratamiento de información y realizar consultas, en su caso, sobre cualquier otro asunto.

La manera en que el delegado de protección de datos desempeñará sus funciones será prestando la debida atención a los riesgos asociados a las operaciones de tratamiento, teniendo en cuenta la naturaleza, el alcance, el contexto y fines del tratamiento.

SANCIONES POSIBLES DE NO TENER UN DPD EN LA EMPRESA

Las sanciones posibles por la no designación de un DPD / DPO en una Empresa cuando esta la requiera, sería catalogada como sanción grave que va de 10 millones de euros como máximo o, en caso de una empresa, de una cuantía equivalente al 2% como máximo del volumen de negocio total anual global del ejercicio financiero anterior, eligiendo la de mayor cuantía, en el incumplimiento y/o infracción del artículo 39 del Reglamento General de Protección de Datos Personales.

¿QUÉ EMPRESAS NECESITAN UN DPD?

El RGPD establece la figura del Delegado de Protección de Datos (DPD o DPO), que será obligatorio en:

  • Autoridades y organismos públicos;
  • Responsables o encargados que tengan entre sus actividades principales las operaciones de tratamiento que requieran una observación habitual y sistemática de interesados a gran escala;
  • Responsables o encargados que tengan entre sus actividades principales el tratamiento a gran escala de datos sensibles.

 

¿ES POSIBLE CONTRATAR UN DPD EXTERNO?

El Reglamento establece que las cualidades de designación de Delegado de Protección de Datos son:

  1. Autonomía en el ejercicio de sus funciones, en respuesta a la pregunta, si es posible contratar un DPD / DPO externo.
  2. Que tenga las cualificaciones profesionales y en particular, a su conocimiento de la legislación y protección de datos.

Asimismo se establece que para formar parte de la plantilla del responsable o del encargado del tratamiento o desempeñar sus funciones como DPO externo deberá celebrarse un contrato de servicios entre la empresa y el DPO externo, además de publicar los datos de contacto del delegado de protección de datos y comunicarlo a la autoridad de control.

DELEGADO DE PROTECCIÓN DE DATOS DPO EN VALENCIA

El Delegado de Protección de Datos (DPD / DPO), es la figura jurídica de naturaleza contenida en la Sección Cuarta del Reglamento General de Protección de Datos Personales (RGPD), cuya principal función es observar el cumplimiento del Reglamento respecto a las actividades realizadas por las empresas que manejan, salvaguardan, organiza y procesan datos personales y/o autoridades u organismos público que su actividades sean proporcionados en los Estados Miembros de la Unión Europea.

Audidat Valencia presta servicios de Delegado de Protección de Datos DPO / DPD en Valencia y provincia. Le contactamos con toda la información necesaria:

Email


He leído y Acepto mediante marcación de esta casilla esta Política de Privacidad.

Delegado de Protección de Datos DPO
5 (100%) 10 votos